Vendaje de mano

Vendaje: ¿cómo colocar vendas en las manos?

Un vendaje es un dispositivo de compresión, que consiste en mantener una articulación en una posición indolora, limitando al mismo tiempo los movimientos de una articulación. Este dispositivo se fabrica mediante un entrelazado de vendas elásticas adhesivas o no adhesivas , colocadas después de una lesión o dolor.

El objetivo de las vendas elásticas es limitar la movilidad de un músculo, un tendón o un ligamento, evitando su tensión.

Un vendaje también se puede usar para tratar heridas y fracturas e inmovilizar extremidades o manos. También se pueden utilizar para cubrir esguinces o hematomas en la piel.

Cualquiera puede colocarse una venda, pero en la práctica es recomendable que el primer vendaje lo aplique un fisioterapeuta o un médico deportivo , que tengan la experiencia y los conocimientos para educar fomentando la autocolocación correcta del vendaje.

De hecho, para que un vendaje sea efectivo debe cruzarse en una dirección determinada y con un nivel de tensión preciso. Sin embargo, el profesional de la salud puede explicarle cómo aplicar la venda, para que puedas reproducir el procedimiento en casa, con el equipo adecuado.

Vale destacar que, las vendas se relajan con el tiempo. Por lo tanto, es recomendable volver a hacer la compresión regularmente, para que conserve su eficacia.

Objetivos del vendaje

Vendas elásticas DEMA
Vendas elásticas tipo D.E.M.A

El vendaje no es un tratamiento en sí mismo. Suele utilizarse como complemento, es decir, como parte del tratamiento de una lesión deportiva. En ocasiones, el vendaje se puede realizar de forma preventiva para dar soporte a una articulación debilitada. 

En todos los casos, el objetivo es crear una contención flexible , que permita el movimiento mientras protege y mantiene el área lesionada.

beneficios del vendaje

  • Analgésico: la compresión ayuda a reducir el dolor.
  • Curativo: cuando las vendas se colocan en el momento de la lesión o durante la fase inflamatoria, mantener y proteger la articulación permite una mejor cicatrización. El vendaje también contribuye a la reducción del edema.
  • Educativo: la sujeción te permite sentir los gestos para evitar.
  • Preventivo: Protege la articulación de movimientos dolorosos o bruscos, a la vez que posibilita su función.

En algunos casos, la actividad física sigue siendo posible incluso con correas. Esto implica una buena técnica de pose, y la implicación del paciente.

El vendaje puede ser útil para

  • Mantener una extremidad inmovilizada, en caso de un esguince, por ejemplo.
  • Sostener una compresa o vendaje.
  • Comprimir una zona con mala circulación.

¿Cómo aplicar vendas para las varices?

La mayoría de las veces, no sabemos cómo aplicar ningún vendaje y menos como colocar las vendas elásticas para las varices y otras afecciones. Esto a menudo es un procedimiento realizado por un profesional calificado (médico o enfermera), lo cual siempre es preferible. 

Es absolutamente necesario evitar un efecto de torniquete que bloquearía la buena circulación sanguínea. Una persona puede capacitarse en la instalación de un vendaje de compresión si un profesional calificado se toma el tiempo de explicarle las técnicas de instalación en particular.

La aplicación de vendajes de compresión es un cuidado de enfermería. Por lo tanto, se deben respetar las normas de higiene, incluido el lavado de manos.

¿Cuáles son las técnicas para colocar vendajes de compresión elásticos?

Cualquiera que sea la técnica elegida, es necesario:

  • Seguir siempre la dirección: de abajo hacia arriba y nunca volver a bajar.
  • Ejercer una presión muy regular.
  • El pie debe estar flexionado a 90 °.
  • El vendaje debe comenzar en la raíz de los dedos de los pies.
  • La compresión ejercida debe corresponder a la gravedad de la patología venosa o linfática constatada.
  • Luego de la colocación de los vendajes compresivos, el paciente deberá reportar cualquier molestia.

Dos técnicas para colocar vendajes de compresión

Vendaje de compresión en la pierna que permite combatir las várices.
Vendaje de compresión aplicado en la pierna.

La postura en espiral

comienza en la base de los dedos y envuelva la venda alrededor del pie y luego de la pierna, asegurándote de que el estiramiento de la venda y la compresión ejercida sean regulares en toda la extremidad. 

La espiral debe cubrir toda la pierna y cada vuelta de la banda debe cubrir la anterior al menos en un 50%. Es posible no cubrir el talón.

La técnica de la espiga

Debes comenzar en la base de los dedos de los pies, realizar un ocho alrededor del tobillo y subir hacia la rodilla haciendo ochos con la banda alrededor de las piernas.

Guía sencilla para vendar una mano

Recomendaciones

  • El vendaje no debe estar demasiado apretado, ya que de lo contrario puede repercutir sobre la irrigación sanguínea generando un estásis circulatorio.
  • No debe aplicarse directamente sobre una herida: en cambio, puede utilizarse para mantener un apósito o un punto de compresión.
  • Deben evitarse las arrugas.

Procedimiento

1. Elegí una venda adecuada

Hay diferentes tipos de vendas que puedes usar para envolver tu muñeca:

  • Los vendajes de crepé pueden permitirle mantener un vendaje si se ha lesionado o mantener su tobillo en caso de un esguince, por ejemplo.
  • Las vendas cohesivas reutilizables son vendas que se adhieren a sí mismas, lo que permite su reutilización.
  • Los vendajes tipo elastoplast son vendajes no reutilizables.
  • En general, para la muñeca se deben utilizar vendas con un ancho de 5 o 7 cm.

2. Vendá tu muñeca

Siempre se aplica un vendaje sobre la piel seca. Si vendas una herida, nunca apliques el vendaje directamente sobre la misma y aislala con una gasa o apósito.

  • Toma una venda limpia.
  • Sostenga la mano de la persona que se encuentra afectada.
  • Venda siempre de abajo hacia arriba dando vueltas en el sentido de las agujas del reloj.
  • En la primera vuelta, coloca la venda en la muñeca.
  • Haga 2 o 3 vueltas superpuestas para permitir que la banda se sujete bien.
  • Gire alrededor del pulgar en diagonal para permitir que la banda se sujete mejor.
  • Continuar cubriendo la venda ya colocada, cubriendo cada vez dos tercios de la vuelta anterior.
  • Tenga cuidado de no hacer arrugas.
  • No apriete demasiado el vendaje: el vendaje debe permitir que se produzca la circulación sanguínea.

3. Asegure el vendaje a la muñeca.

  • Asegure el vendaje a la muñeca.
  • Use esparadrapo para asegurarse de que el vendaje esté en su lugar: en el nivel donde detiene el vendaje, coloque varios pedazos de esparadrapo de aproximadamente 4 cm uno al lado del otro.
  • Verifique que su vendaje no esté demasiado apretado en la muñeca.
  • Retire el vendaje por la noche.
  • Quítese el vendaje si sus dedos se entumecen o cambian de color.
  • El vendaje debe ser cómodo y no entorpecer tus movimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba